Advertisement

Compartir la mesa con Elena Reygadas

 

Por Raquel del Castillo @Raquel_Pastel, Fotos cortesía de Casa Palacio

Para tener una cena o comida elegante no se requiere el plaqué más caro o la mantelería de seda más pura, lo que realmente importa para esos momentos es tener conversación y gente querida con quien compartir la mesa. A ella llegan los recuerdos que atesoramos con quienes tal vez ya no está con nosotros, los platillos favoritos de todos y la construcción de un momento único en la vida.

La chef Elena Reygadas y Casa Palacio nos enseñaron una manera de arreglar una mesa con un toque rústico para esta temporada sin perder de pista los detalles originales y el estilo.

Elena heredó el gusto de su madre por tener invitados en casa “le encanta hacer reuniones, lo disfruta mucho, su idea era montar una mesa para mucha gente, un espacio que fuera bonito y que de alguna forma no se viera tan formal: en la mesa la comida y en el trinchero las copas y la bebida, como si fuera un bufette. Tengo el gusto de los objetos, de ir a los mercados de pulgas, desde niña soy muy chacharera”, nos compartió.

También podría interesarte: Que la comida no te manche

Elena vivió una temporada en Londres, una ciudad erepleta de mercados en los que es sencillo adentrarse para encontrar piezas únicas. “Allá se tiene la cultura del reciclaje, valoran mucho aquellas pertenencias que eran de la abuela o la mamá, no se deshacen de eso tan fácilmente”, explicó. Elena se contagió del espíritu vintage y lo combina con artículos nuevos al momento de hacer alguna decoración.

Quien ha ido a Rosetta, su panadería, o Lardo siente esa calidez en sus platos con detalles de madera, las hogazas de pan, los platos azarosos que pueden ser blancos o calados con figuras, de esos que nos hacen recordar a la vajilla de la abuela. Ella es una coleccionista que disfruta de ir a La Lagunilla en busca de distintos objetos del deseo “Me gustan esas cositas que hacen un espacio único”. De su abuelas tiene varios tesoros: una sopera grande y un pastelero de tres pisos, réplica del que tiene su abuela, los cuales su mamá junta cuando tiene una celebración especial.

Estos son los elementos ideales que no deben faltar en su mesa de festejo:

Pan, porque es “es el punto de unión”.

Platos o vasijas de barro, de plata o de madera porque “crean ambiente de hospitalidad y elegancia”.

Vino que “nunca debe de faltar, además de una jarra de agua fresca”.

Flores, “pero lejos de la mesa porque ya hay muchos elementos sobre el mantel. Esas se colocan en el trinchero”. No tienen que ser muchas, puede ser nube combinada con lavanda y flores de campo.

Un mantel de lino porque “su material suave y translúcido es perfecto para las ocasiones especiales, pues son de celebración”.

Servilletas individuales, ya sean de lino o algodón “un lujo que debe estar presente en todas las mesas en cualquier hora del día aunque sea para comer pollo frito”.

Encuentra la descripción completa de cada artículo en nuestra edición impresa de diciembre.

Busca tus objetos del deseo en Casa Palacio
Antara Fashion Hall
Ejército Nacional No. 843-B, Miguel Hidalgo,
Delegación CDMX