Guadalajara: alimentos, bebidas y leyendas

 

Por Ingrid Cubas @ingrid_cb

Guadalajara es capital del estado de Jalisco, además de ser sede de distintas actividades de gran exposición cultural como el Festival Internacional de Cine y la Feria Internacional del Libro. Su gastronomía es una delicia para consentir a los amantes del pozole estilo Jalisco, conocido por su tonalidad roja debido al chile guajillo o ancho con el que se prepara. 

Mira aquí la galería

Si hablamos de que esta tierra es cuna del mariachi, no podemos dejar de mencionar a los frijoles charros cuya combinación de ajo, tocino, chicharrón, salchichas, cebolla y chorizo nos abre el apetito ante el antojo para disfrutar también una buena carne asada o arracheras, aún mejor: una torta ahogada.

Top 10: Platillos mexicanos que son una delicia

Se dice que la torta ahogada comenzó a prepararse cuando un jornalero volvió a casa hambirento y sólo encontró pan, frijoles y un poco de carne de cerdo; sin pensarlo dos veces la cubrió con una salsa de jitomate y ahí estaba la deliciosa torta ahogada. Para otros, su creación se le atribuye a un accidente donde una mesera derramó un poco de salsa por error y para sorpresa de los comensales, resultó una maravilla que a veces pica, según la receta de quien las prepare.

La carne en su jugo es otro de los platillos estrella que puedes probar aquí, su combinación de frijoles de la olla con tocino, cebolla y cilantro es espectacular, un verdadero apapacho al estómagao y la garganta. No podemos dejar de mencionar la birria generalmente hecha de borrego preparado en un horno construido bajo tierra donde la carne se cubre con hojas de maguey para propiciar la cocción. Tamales, tostadas, sopes y enchiladas también se cocinan en Guadalajara.

Para postres, la jericalla, una especie de natilla hecha con leche, huevos, canela, vainilla y azúcar. Todo parece indicar que la jericalla es una invención de las monjas del Hospicio Cabañas durante el siglo XIX cuya receta se mantiene hasta la fecha. 

¿El tequila controla el azúcar? Descúbrelo aquí

No hay nada más refrescante que un tejuino, una bebida de maíz fermentado que se mezcla con nieve de limón o con tepache hecho con piña. Si deseas beber algo con un toque cítrico acentuado, las cazuelas originarias del Parían de Tlaquepaque te encantarán pues al estar hechas con refresco de toronja y llevar gajos de toronja, limón y naranja se convierte en una alternativa cargada de vitamina C. También hay raspados de muchos sabores y se acostumbra combinar el agua de horchata con la de fresa para crear un sabor novedoso.

Y el tequila... tradición cultivada en Tequila, Jalisco donde se fermenta el agave que nos permite saborear este destilado reconocido como un gran legado de México para el mundo.

Escucha nuestro #PlaylistFoodie para beber tequila

Por si fuera poco, hay muchos restaurantes en Guadalajara esperando sorprenderte en tu visita; algunos de ellos son Hueso, Alcalde y La Postrería... los tres imperdibles en tu próxima visita. Si pasas por la Avenida Lázaro Cárdenas procura hacerlo de día, pues se cuenta que en este tramo que conecta a Guadalajara con Chapala se aparece una mujer a la mitad del camino y distrae a los conductores causando percances automovilísticos. Cuentan que se trata de un alma atormentada que murió violentamente en esta zona donde solía haber un paradero para camiones de carga donde los choferes se detenían a tomar sus alimentos y descansar. ¿Alguna vez has visto algo raro cuando has pasado por ahí? Cuéntanos en Twitter, Facebook e Instagram, recuerda usar el HT #SoyGourmet

Advertisement