Advertisement

Festín de antojos en Xalapa: el espacio garnachero veracruzano

El pasado 26 de agosto en se realizó el segundo festín de antojos dentro del marco de Soy Festival en Xallitic, el barrio tradicional de Xalapa. Los asistentes pudieron disfrutar de toritos, del atole de piña de la región, así como diversas recetas clásicas de toda cenaduría Xalapeña como lo son los pambazos, las tostadas, tacos de guisado, las garnachas, los tamales y molotes recién salidos del comal.

Texto y Fotos Raquel del Castillo @Raquel_Pastel

La garnacha

La antropóloga y cocinera Raquel Torres, nos cuenta que éste antojito ha tenido una evolución dentro de su preparación. De acuerdo a sus investigaciones y cocineras entrevistadas, antes las garnachas (en 1930, aproximadamente) eran tortillas untadas con salsa roja o verde además de frijoles y una hebras de carne pasadas por manteca en un garnachero. Ahora se preparan con una salsa de chile guajillo condimentada al estilo Rinconada (del municipio de Emiliano Zapata).

Actualmente los antojitos tienen un alto consumo en Xalapa porque son económicos y están al alcance de todos al salir del trabajo o la escuela. Dichos bocados, crocante de maíz con salsa, se acompañan de refrescos, café, leche, atole, aguas preparadas (como la zarzaparrilla, horchata o jamaica).

 

Del molote a la quesadilla y la empanada

En Veracruz el molote es una preparación de maíz de fritura profunda rellena de queso el cual se puede llegar a confundir con la empanada y la quesadilla. A ello, la maestra Torres, también organizadora del festín (y propietaria de Acuyo Taller), nos dice que la masa de la empanada está hecha con harina de trigo y polvo para hornear  mientras que la quesadilla se cuece en el comal y que además puede ser rellenada no sólo con queso, sino con diferentes guisados.