Advertisement
Advertisement

Latidos afromestizos con la chef Leo Espinosa

Leo Espinosa, la chef colombiana finalista del Basque Culinary World Prize platicó con nosotros sobre el espíritu de cocina.

Por Raquel Del Castillo  @Raquel_Pastel Fotos Cortesía Enlaces Gastronómicos

En Leo se asoman varias esquinas del mundo, ella es el punto de encuentro para diferentes culturas, es una caribeña con sangre nórdica, indígena, española “y supongo que algo de negra”, comentó Leo, chef y propietaria de Leo cocina y Cava quien se describe a sí misma con “pómulos de indígena con pecas y pelirroja por irlandesa”. 

Su cocina está basada en las tradiciones locales de Colombia, esta intención de concepto no fue una idea que salió de la noche a la mañana, es el resultado de un ejercicio personal de toda su vida. Ella cuenta que desde los cinco años está sensibilizada con el territorio de su país, sobre todo de Sucre ya que sus abuelos eran ganaderos y con ello, Leo tenía la posibilidad de recorrer en diferentes medios de transporte la geografía agreste del lugar. “En canoas, burro, lancha rápida o autos nos movíamos por los montes, el mar, las ciénagas, los ríos y bosques”, recordó.

Sus sabores son de fiesta, retoma de los afromestizos esa alegría que le transmiten a través de las percusiones, de su cultura y sabores. “No puede ser posible que sean tan felices aún cuando toda su vida fueron segregados”, su cosmovisión de vida es increíble, detalló Leo, quien traduce todo esto en un arroz con coco, en el uso del Kapeshuna (un frijol de La Guajira), en compartir el arazá (fruta de la región amazónica colombiana), por mencionar sólo tres ingredientes que forman parte de su repertorio a compartir en la mesa, “más que unos ingredientes en mi cocina hay mucho carácter y fuerza de la cultura afro”, destacó.

Esto es el resultado de sus investigaciones en lo pueblos de su país, más allá de las recetas, técnicas o costumbres culinarias que ella pueda aprender, lo que ella valora de estas visitas es el descubrir visiones del mundo diferentes, “cuando compartes la música, los cuentos orales, las historia de los personajes es lo que conmueve, al final magnifica mi trabajo”, detalló.

Sobre FUNLEO

Este año Leonor es una de las finalistas del Basque Culinary World Prize, una distinción que reconoce el trabajo de los chefs que por medio de su trabajo hacen algún cambio en la sociedad de manera positiva. La fundación de Leo busca potenciar el uso de recursos autóctonos disponible así como reivindicar las tradiciones de comunidades locales de su país trabajando directamente con los grupos rurales ya sean indígenas o afrodescendientes a quienes también les ofrece una formación culinaria y capacitación en procesos agrícolas.

“Con toda la inseguridad alimentaria que hay en nuestro país aún hay recursos para tener una mejor alimentación y através de esos recursos generar un bienestar económico es mi otra prioridad”, finalizó.

 

No se pierdan la gran final del Basque Culinary World Prize a celebrarse el 17 de julio.