Advertisement
Advertisement

Origen y beneficios de los espárragos de California Specialty Crops

Uno de los vegetales más deliciosos que existen son, casi sin duda, los espárragos. Pero, además de su exquisito sabor, traen muchos beneficios a la salud. Conoce sus bondades e inclúyelos en tu dieta.

Origen de los espárragos

El nombre científico de esta delicia es asparagus officinalis y pertenece a la familia de los Asparagaceae. La palabra “espárrago” viene del latín sparagus que, a su vez, deriva del vocablo griego aspharagos y significa “brote”. Desde hace 2000 años existen registros de su uso en la región Mediterránea. En California, se cultiva desde 1852. Actualmente, esta región de Norteamérica produce más del 70% de los espárragos que se encuentran en el mercado de Estados Unidos. Los tipos más comunes son los verdes, pero también existen los espárragos blancos, que son más difíciles de cultivar, y los morados, cuyo tamaño es más pequeño y su sabor es más afrutado.

Beneficios de los espárragos de California

De acuerdo con el Instituto Nacional de Cáncer de E.U., este alimento tiene el más alto contenido de glutatión, sustancia conocida por combatir el cáncer. Los espárragos tienen un alto porcentaje de vitamina C, K y ácido fólico. Además, es bajo en calorías y sodio. Así mismo, es una fuente importante de potasio y muchos micronutrientes.

¿Cómo elegir  los espárragos?

Al momento de seleccionar los espárragos, asegúrate que sean largos, de color verde brillante y que la punta esté cerrada y compacta. También, es importante seleccionar racimos de tamaños similares y lanzas con diámetros parecidos, pues de esta forma pueden cocinarse a la misma temperatura. Las lanzas más gruesas son más suculentas, ya que contienen niveles más altos de carbohidratos que las más delgadas.

¿Cómo conservar los espárragos?

Para que duren más tiempo, sólo necesitas colocar los tallos en posición vertical dentro de un recipiente que contenga 5 cm de agua (o lo suficiente para mantener los tallos húmedos). Otro método consiste en envolver los extremos cortados en una toalla de papel húmeda. Cubrir la toalla con plástico y refrigerar. Si las puntas están ligeramente marchitas, refréscalas con agua fría antes de prepararlas.

 

Fuente: http://www.calasparagus.com/, http://www.californiagrown.org/