Advertisement

¿Qué es el pan artesanal?

El pan es uno de los alimentos base para la humanidad y quizás uno de los primeros en ser procesados. Los primeros panaderos surgen en las antiguas civilizaciones griega y romana. Actualmente su consumo industrializado no ha impedido que aún queden muchos que busquen conservar la tradición de un pan hecho a mano, respetuoso de los tiempos de fermentación e ingredientes naturales.

Por Alejandra Alfaro @alejalfa

Es importante saber que para que un pan que sea considerado artesanal no debe utilizar químicos o ingredientes artificiales, ya que muchas veces las recetas caseras o las propias panaderías, añaden colorantes o conservadores que causan daños a la salud, contrario a lo se busca con el artesanal y que llega a opacar el sabor de un verdadero pan.

Puede interesarte Recetas de pan artesanal

Para identificar los mejores ejemplares hay que observar su corteza y su interior. Por fuera un buen pan artesanal es crujiente con una costra gruesa que proteje la humedad interior.

El color es otro indicador de su calidad pues si es muy palido resulta insípido y si es muy obscuro será amargo, en cambio el sabor perfecto resultará de un pan que se encuentre entre el tono naranja y el dorado obscuro. 

Su textura debe ser suave y húmeda, la cual se consigue al seguir las técnicas de amasado correctas, así como la mezcla y tiempo de fermentación idóneos. El interior del pan debe observarse de tono cremoso para asegurar que no se han utilizado químicos y se ha conservado la integridad del trigo. Por la misma razón, las migas serán abiertas e irregulares.

Respecto a su sabor, este variará según los ingredientes empleados, no obstante, el pan de calidad dejará un ligero gusto a nuez y acidez. Comer pan artesanal resulta benéfico para la salud pues contiene fibra -que facilitará la digestión-, así como menos sodio y azúcar que el pan de caja.

Como plus, la elaboración y comercio del pan artesanal apoya a la industria local, fomentando el crecimiento de pequeñas empresas mexicanas.

 

Fuentes:

Gourmet de México edición mayo 2017, Forn D'Villa.

Te podría interesar...