Advertisement
Advertisement

Las comidas de Miyazaki: El viaje de Chihiro

Cuando se estrenó en 2001, El viaje de Chihiro alcanzó tal aceptación que se convirtió en la película japonesa más taquillera de todos los tiempos y se posicionó a nivel mundial como una de las mejores cintas animadas. Este clásico es representativo de los foodies pues más que otra producción de Miyazaki, utiliza la comida como catalizador de la acción: sus padres se convierten en cerdos por ser atascarse de ese colosal buffet y por eso, ella debe emprender toda una odisea para salvarlos.

Por Alejandra Alfaro @alejalfa

Empecemos con las comidas saladas.

Este buffet maldito preparado para los dioses fue explicado por un trabajador de Ghibli, el cual simbolizaba la economía de burbuja en la que estuvo atrapado Japón en la década de 1980: la avaricia de la gente y el exceso los llevó a esta enorme crisis.

Te podría interesar Las comidas de Miyazaki: La princesa Mononoke

A pesar de que su obsesión al comer hace que este festín se vea grotesco, nos preguntamos qué es lo que comen con tanto gusto. ¿Recuerdan este gelatinoso alimento que el papá devora de un bocado?

 

 

Pues se trata de un estómago de cordero. A la preparación se le conoce como haggis y es típica de Reino Unido. El relleno son partes de cordero (pueden ser pulmones, estómago, hígado, corazón) mezclado con cebollas, harina de avena y especias en un embutido que va dentro del estómago de un animal.

En Taiwán hay una pequeña localidad llamada Jiufen en la que puedes comer todos los alimentos de la cinta. Los guías turísticos dicen que Miyazaki se inspiró en este lugar donde alguna vez visitó un casa de té, pero en realidad la inspiración viene de varios sitios en Japón, Dōgo Onsen son los baños que claramente aparecen en la película. 

La hermosa ciudad de Jiufen en Taiwán vale la pena ser visitiada por amantes de El viaje de Chihiro

La comida es tan valiosa en el filme, que es utilizada como forma de intercambio y manipulación. Cuando Chihiro está buscando trabajo y Kamajii, el esclavo de la caldera, la rechaza, Lin llega y sólo acepta ayudarla cuando él le ofrece una lagartija rostizada que después utiliza para distraer a un trabajador que está a punto de descubrir que cerca hay una apestosa humana.

Otra de sus funciones es de consuelo y alivio. Chihiro debe comer una baya del mundo de los espíritus para no desaparecer, el hacerlo también la ayudará a despojarse de su olor a humana.

Un poco después, cuando la pequeña Chihiro está sufriendo por la dura realidad a la que se está enfrentando, Haku le regala un onigiri para alegrarla. Estos han existido desde el periodo Heian y son muy fáciles de encontrar en las tiendas japonesas. Son triángulos de arroz (la mayoría de las veces) y están rellenos, afuera tienen un alga nori. 

Constantemente, Lin le llevará comida a Chihiro para consolarla. En la siguiente imagen está cargando el arroz que desayunaran. En Japón comerlo es tan común como en México comer tortillas. Se consume a todas horas y es un desayuno bastante común.

 

 

 

Un poco más tarde en la historia, Chihiro recibe como recompensa por ayudar al dios del río, un pastel de hierbas que liberara de la magia obscura a quien lo coma. Éste le ayudará primero a sanar a Haku y dado que es una niña que comienza a aprender sobre la importancia de ahorrar, lo divide en dos y guarda la segunda parte para después dársela al Sin Cara. 

Ya que lo mencionamos, probablemente la comida más representativa de la película sea el festín que los empleados se desviven por ofrecerle al Sin Cara a cambio de oro. 

 

 

Hay muchos platillos, pero sólo hablaremos de los típicos japoneses. El más conocido: sushi, hecho de arroz con vinagre que se realiza de distintas maneras. Los que pueden verse aquí son el nigiri sushi que consiste en una base de arroz con un trozo de atún o camarón encima. El otro es maki sushi, el clásico rollo de arroz que envuelve un relleno y después cortado en círculos.

Te podría interesar Las comidas de Miyazaki: Kiki, entregas a domicilio

Junto a la charola de sushi está un ishi yaki-imo que básicamente es papa dulce preparada sobre piedras calientes. En Japón es típico de otoño y los vendedores ambulantes los ofrecen en carritos de comida. Si pensamos en una similitud mexicana sería parecido al carrito de los camotes pues también tienen un sonido particular que anuncia su llegada. 

 

 

 

También podemos ver un ikameshi, un platillo de calamar relleno de arroz cocido a fuego lento en salsa de soja. Se cuenta que nació por la austeridad con la que vivía la gente durante la Segunda Guerra Mundial pues el calamar era abundante pero el arroz no. 

Por otra parte hay gohan, un arroz sencillo al vapor mezclado con algún otro ingrediente. Aquí está preparado con chícharos. Un poco más abajo está el nishime, un típico guiso de verduras de Año Nuevo con zanahora, champiñones y konnyaku, una gelatina gris extraída de una planta casi sin calorías y llena de fibra. 

Al lado de este nishime hay una especie de katsu que puede ser de pollo o cerdo empanizada con panko y luego frita. Aquí se sirve con verduras pero suele acompañarse con arroz.

 

Ahora los dulces.

 

 

El primer momento en el que Chihiro conoce a Lin, ésta llega a alimentar al esclavo de la caldera y a los espíritus del polvo (que también aparecen en Mi vecino Totoro de 1988) con dulces konpeito hechos de azúcar y colorante. Estos llegaron a Japón con los portugueses y se les consideraba muy elegantes. Se cuenta que un misionero portugués sobornó a Oda Nobunaga para predicar el cristianismo aquí con una botella de konpeitos.

 

 

Después de rescatar al dios del Río, Lin le entrega a Chihiro un pan llamado mochi, éste está hecho de mochigome, una variedad de arroz glutinoso que permite moldearlo. El de la película tiene relleno de frijol rojo (azuki) pero puede estar relleno de chocolate, menta, taro  o cualquier otro sabor. La masa muchas veces se pinta de colores si se desea agregarle sabor. Aunque se come todo el año es tradicional de Año Nuevo.

 

 

El pan, castella, hace un par de apariciones. Primero en las comidas que los empleados de los baños le ofrecen al Sin Cara y después en la casa de Zeniba, la hermana gemela de Yubaba. Éste también es de origen portugués pero es altamente comercializado en Japón por su sabor sencillo aunque ahora ya hay muchas variaciones como las de matcha, chocolate y hasta miel.

 

Estos son los deliciosos platillos que pudimos encontrar pero está claro que en cuanto a comida, El viaje de Chihiro es todo un mundo. ¿Hay alguna otra comida o ingrediente que te llame la atención de esta cinta?


 

Fuentes: TofuguMy Anime List, Dazed