Advertisement
Advertisement

Queso Camembert: guía rápida

Si hay algo por lo que es conocido Francia, es por sus quesos, son expertos en el tema. Pero aunque hay muchos quesos franceses, hay algunos que destacan, hoy hablaremos acerca de mi favorito, el queso Camembert.

Por Diego Cortés @diegocortesww

 

Esta joya de la gastronomía francesa es originaria del oeste de París, del centro de Camembert en Normandía, dónde fue elaborado en 1791 por Marie Harel, una agricultora de la región. No fue hasta 1890 cuando su distribución se expandió por el territorio francés, después de que el ingeniero Ridel tuvo la idea de envolverlo en una caja de madera.

Fuente: Alventus

 

Una suave corteza “floreada” de moho blanco, en ocasiones con manchas rojas o anaranjadas, cubre una pasta color marfil o amarillo claro muy suave, con un sabor ligeramente salado. Es un queso que te remite a la infancia debido a sus sabores a leche caliente, acompañados de un aroma a hongo en la corteza. Con la maduración viene la fortaleza y la amargura.

¿Cómo seleccionarlo?

Con tu pulgar presiona ligeramente, esto liberará sus aromas para que los aprecies, al mismo tiempo que compruebas su flexibilidad al tacto. Al cortarlo podrás apreciar su interior, debe ser liso.

Fuente: President

 

¿Cómo conservarlo?

Al ser pariente del queso Brie se almacena de forma similar. Hay que tratar que se encuentre un poco aislado del resto de tus alimentos, por lo que el cajón de los vegetales en tu refrigerador puede funcionar bastante bien.

Su uso en la cocina

Sus consistencia misma te dice para que puede funcionar, en salsas cremosas queda muy bien, al igual que en un soufflé o un quiche.

 

Maridaje

El queso Camembert es un queso que resalta cuando es combinado con sabores frutales, por lo que te recomiendo un vino tinto afrutado y ligero, una sidra o una cerveza Pilsner.

 

Imagen: SportLife

Te podría interesar...