Advertisement
Advertisement

Brownie de chile ancho con helado de Chocolate Mayordomo

Texto: Raquel del Castillo //  Fotos: Foto gastronomica (estudio especializado en fotografía gastronomica fija y en movimiento) 

Ingredientes:
Para el brownie: 250 g de mantequilla a temperatura ambiente 120 g de chocolate 70% cacao derretido a temperatura ambiente 300 g de azúcar 2 pizcas de sal 4 huevos 1 cda de extracto de vainilla 175 g de harina de trigo 1 pizca de bicarbonato 50 g de polvo de chile ancho (15 chiles) 100 g de cacahuate tostado y troceado ligeramente
Para el helado: 1 l de crema para batir 200 ml de leche 35 g de azúcar 3 g de sal 1/2 tableta de Chocolate Mayordomo 40 g de trimolina 20 g de glucosa en polvo 10 g de estabilizante de helado 4 yemas 

Te puede interesar: Recetas dulces para niños gourmet

Preparación:
Para el brownie de chile ancho: Acremar la mantequilla, agregar el chocolate y mezclar a velocidad baja. Agregar el azúcar y la sal poco a poco. Incorporar uno a uno los huevos previamente batidos con la vainilla. Tamizar la harina con el bicarbonato y agregar a la mezcla. Continuar batiendo hasta que la mezcla tenga una textura espesa. De forma envolvente, añadir el polvo de chile y los cacahuates. Verter en un molde de nueve pulgadas previamente engrasado y forrado con papel estrella. Hornear a 180°C con ventilador alto de 25 a 30 minutos. Enfriar el brownie, desmoldar y cortar. 
Para el polvo del chile ancho: Tostar los chiles en una sartén. Dejar enfriar, desvenar y despepitar. Moler en un molino de café hasta obtener un polvo fino.
Para el helado: Hervir la crema con la leche, la mitad del azúcar y la sal. Agregar el chocolate en trozos y cocinar hasta disolverlo por completo. Añadir la trimolina y hervir. Integrar la glucosa en polvo y hervir, después el estabilizante previamente mezclado con la otra mitad del azúcar y dejar que la mezcla rompa en hervor. Temperar con las yemas a 82°C. Colar la mezcla, enfriar y procesar en la máquina de helado

Receta de Mayra Victoria

Ella comenzó en el mundo de la repostería en el momento en el que decidió regalar a sus amigos algo dulce en sus cumpleaños. Le gusta cuando se sorprenden con un cheesecake, un brownie o una barra de arroz inflado con malvaviscos. “Me di cuenta de que lo sencillo puede traer mucha felicidad en un día tan especial”, nos cuenta Mayra, para quien no puede faltar en sus fiestas un pastel tres leches con fresas, mucho merengue y almendra fileteada a los costados. De madre sinaloense y padre morelense, ella creció en Estados Unidos, algo que influyó para que sus sabores y antojos tuvieran la presencia de los crumbles, los fudges, las mermeladas, el caramelo y las cremas montadas. Esta fórmula llena de antojo la complementa con la repostería tradicional mexicana e ingredientes que pueden fomentar la nostalgia de cualquier mexicano que esté fuera del país, como el Chocolate Mayodormo, un clásico para elaborar una bebida espumosa, y otros elementos. Hace tres años que es la chef repostera en Anatol, el restaurante del hotel boutique Las Alcobas. Este espacio ha sido la oportunidad para que ella experimente y pueda evolucionar con una propuesta personal. “Al principio hacía postres conocidos, luego propuse algunas cosas que fallaron, regresé a lo primero y desde ahí comencé con recetas novedosas, tratando de hacer contrastes con ingredientes que no puedes conocer bien hasta que los pruebas, como el betabel y la guayaba”, finalizó.

Instagram  @Mayravictoria86