Advertisement
Advertisement

Recetas con nuez de Castilla

Un delicioso ingrediente con muchísimos beneficios para la salud. Aquí te presentamos 5 exquisitas y fáciles recetas para que le saques provecho a las nueces de castila.

Por: Alejandra Cárdenas @AleParuguez

1. Tostar las nueces: Coloca las nueces en una cacerola antiadherente y dórales por unos minutos. Cuando notes que la intensidad de su color cambió, retíralas del fuego.

2. Lava los ejotes y corta sus extremos. Calienta el aceite en un sartén, espera un momento y agrega los ejotes y remueve. Déjalos a fuego lento mientras lo haces. Añade sal, pimienta, ajo y cebolla y remueve frecuentemente.

3. Aproximadamente 10 minutos después, tendrán un tono verde brillante y uniforme. Añade la ralladura de limón y las nueces previamente tostadas. Remueve un par de minutos y listo. 

1. En una cacerola pon a sofreír el ajo y la cebolla, cuando suelten olores, agrega la nuez y sofríe hasta que ablande un poco. Añade el vino y deja que se consuma.

2. Separa ¾ partes de esta mezcla y licúala con leche y crema. Agrega el chocolate blanco ya fundido con un poco del oscuro con la licuadora en movimiento hasta que se integre bien.

3. Toma la parte de la primera mezcla que se reservó e intégralo con lo previamente licuado en una cacerola a fuego lento. Agrega sal y pimienta.

4. Remueve por un tiempo y listo. Sírvelo con un poco de chocolate oscuro rallado. 

1. En un bowl grande, añade los huevos, los azúcares, el yogurt, el aceite y mézclalos con un batidor de globo.

2. Aparte, tamiza la harina, el bicarbonato, todas las especias y la sal.

3. Añade los polvos al tazón con los huevos y mezcla hasta que estén totalmente incorporados.

4. De forma envolvente, añade la zanahoria y la nuez. Verte la mezcla en un molde preparado de ocho pulgas y hornea a 177ºC de 40 a 45 minutos o hasta que esté completamente cocido.

5. Puedes rellenar tu pan de zanahoria con un betún de queso crema, deja enfriar y sirve. 

1. Precalienta el horno a 180ºC. Coloca las nueces y los dátiles en un procesador de alimentos y muele hasta que tengan una textura como de migajas de pan. Reserva para después.

2. En otro recipiente, mezclar la mitad del azúcar, con 25gr de nuez y deja a un lado.

3. En un tazón, combina 1cda de azúcar con las yemas de huevo y bate hasta que tengas una mezcla espesa. Después, añade la mezcla de nueces y dátiles.

4. En un recipiente aparte, bate las claras a punto de nieve con una pizca de sal y 2 cdas de azúcar.

5. Mezcla un tercio de las claras con las yemas en forma envolvente, agrega poco a poco el resto de las claras para no perder el volumen.

6. Verte la mezcla de manera uniforme en capacillos dentro del molde. Procura dejar aproximadamente 5cm de borde superior.

7. Espolvorea con la cubierta crujiente de nuez y azúcar. Hornea por 25 minutos o hasta que esté cocino. Enfría y sirve. 

1. Bate la mantequilla con el azúcar hasta acremar. Sin que dejes de batir, añade el huevo y la vainilla.

2. Incorpora la harina, el polvo para hornear. Envuelve las nueces.

3. Divide la masa en tres piezas y forma tubos con cada una. Déjalos refrigerados hasta que esté firme (1 hora aproximadamente).

4. Precalienta el horno a 200ºC

5. Rebana los tubos de galletas en porciones pequeñas. Hornea durante 9 minutos o hasta que notes que están ligeramente doradas y listas.

6. Deja enfriar por 45 minutos aproximadamente y disfruta. 

Te podría interesar: Cupcakes de rosas y vainillas