Advertisement
Advertisement

Vodka en tus postres

En la cocina hay combinaciones que nos parecen muy normales ¿pero se te había ocurrido agregar vodka en tu masa para pay?

El vodka es un destilado con almidón, centeno y trigo. Su tonalidad cristalina y su textura fluida son un valor agregado al momento de beberlo que no muchos se han atrevido a manejar al momento de preparar mezcla para pay.

El vodka no estaría sustituyendo al agua o leche que empleemos en nuestra tarta, sería un complemento para darle una mejor textura a la receta. La regla es que por cada 100 ml. de líquido empleado,  ya sea leche o agua, agreguemos 35 ml de vodka. Así, estaremos utilizando una cantidad proporcional sin hacer que su sabor predomine en la mezcla.

En primer lugar, agregar vodka a nuestra masa ayuda a mantenerla húmeda para poder trabajarla más fácilmente. Así no se pegará en nuestras manos y podrá moldearse de forma más homogénea. Esto se debe a que el etanol del vodka evita que la harina se adhiera a las superficies, así que termina con una apariencia más suave y apetecible.

Si te preocupa el hecho de que tu familia probará el pay, toma en cuenta que al calentarse se evapora el alcohol que contiene el vodka, sólo dará como resultado una corteza más crujiente y sabrosa.

También puedes probar hacer un pay tradicional combinado con una gelatina, si agregas el vodka en la mezcla de grenetina obtendrás un resultado distinto en el que debes poner más atención en las cantidades de vodka que manejas, pues la gelatina no se meterá al horno para dejar escapar el alcohol de la bebida y suele concentrarse más su sabor, ten cuidado pero no dejes de intentarlo.

vodka

¿Qué te parece?

¿Lo probarás?

Cuéntanos en Twitter y Facebook con el HT #SoyGourmet

Por Ingrid Cubas @ingrid_cb